Entradas populares

domingo, 26 de julio de 2009

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ


Para hablar de la Fraternidad Rosacruz debemos saber primero lo que es la Orden Rosacruz, lo que es una Escuela de Misterios, y lo que éstas representan.
El ser humano está evolucionando por medio de dos principales leyes, la de Renacimiento y la de Causa y Efecto o de Consecuencia, estas dos leyes hacen que experimente y asimile el fruto de cada vida para que cada vez se aproxime más a la meta que tiene programada.
Cuando Dios nos diferenció como Espíritus hijos suyos y nos puso en el camino de peregrinación hacia la materia, lo hicimos por medio de un determinado aspecto o Rayo también llamado "Espíritu ante el Trono” Este Aspecto lo llevamos todos presente en nuestra evolución (aunque también es cierto que evolucionamos por medio de los otros 6 restantes) y en el estado actual de evolución occidental necesitamos mayor influencia de ese aspecto para dar ese gran paso llamado la “Iniciación”.
Los Siete Espíritus ante el Trono o Rayos, afectan de diferentes maneras a los Siete Mundos y sus planos. En el mundo físico, están representados por Siete Ordenes o Escuelas de Misterios Menores y su trabajo es “acoger y ayudar” a todo Espíritu que se ha esforzado algo más que el resto, para darle la oportunidad de acelerar su desarrollo por un camino más corto, aunque también mas sacrificado.
La Orden Rosacruz fue fundada por Cristiano Rosacruz en el siglo trece y está dirigida por doce Hermanos Mayores más un decimotercero que es el mismo fundador. Estos Hermanos Mayores han pasado las Nueve Iniciaciones Menores y las Cuatro Mayores que existen en el Plano físico. Estos Hermanos Mayores con Cristian Rosacruz a la cabeza, fueron los que decidieron crear la Fraternidad Rosacruz para representar físicamente a la Orden y ser a la vez una de las Siete Escuelas de Misterios Menores para Occidente. Por consiguiente, la Orden Rosacruz existe en el Plano etérico del Mundo Físico y su representante para Occidente es la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel.
La Orden Rosacruz siempre ha estado influenciando a la humanidad occidental de una forma invisible, por medio de personas como Bacon, Paracelso o Jacobo Boheme, y visiblemente desde la Fraternidad Rosacruz a partir de este siglo. Su misión principal es facilitar a todo aquel que pertenezca a esta vibración que llamamos “Rosacruz” y que esté preparada, el camino de vuelta por medio de las iniciaciones.
Los Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz, (Maestros de Sabiduría) tienen un poder que va más allá que cualquier otro Iniciado o clarividente. Su intención es emancipar a los Egos y fortalecerles para hacerles colaboradores de Su Gran Obra, hacen que nos valgamos por nosotros mismos y que tengamos confianza propia. Uno de sus trabajos es transmutar la maldad que el ser humano causa, en Amor y aspiraciones espirituales.
De los doce Hermanos Mayores, siete trabajan en el Mundo físico de una manera voluntaria, ya que no necesitan renacer, y los otros cinco, siempre permanecen en el Templo etérico de la Orden. Los que toman un cuerpo físico están en Europa y pasan totalmente desapercibidos mientras cumplen una determinada misión, viven en una casa aparentemente acomodada pero no ostentosa y tienen una profesión para encubrir su verdadera misión. Su casa es de tan elevada vibración que muchas personas no lo aguantarían, tienen la conciencia del próximo período de desarrollo de la humanidad, y cuando se contacta con ellos no cabe la menor duda de quiénes son. Estos Hermanos Mayores son los encargados de iniciar a los ya preparados para dar este gran paso, los cinco Hermanos que quedan en el Templo se encargan de enseñar a los ya Iniciados junto a los Hermanos Legos que son capaces de dejar su cuerpo físico conscientemente.
La Fraternidad Rosacruz es una Asociación Internacional de Místicos Cristianos, fue fundada por Max Heindel en 9 del 9 de 1909, después de pasar una gran prueba en la cual se le proponía que guardara silencio sobre toda la enseñanza que podría recibir, a lo cual respondió que si él lo recibía sería para darlo a la humanidad y no para guardárselo. Max Heindel fue un Hermano Lego y obtuvo cuatro iniciaciones menores, además de la enseñanza recibida de los Hermanos Mayores, se dedicó a investigar los Mundos internos para luego diseminar todo su conocimiento como Filosofía Rosacruz. Los Hermanos Mayores no han dado nada más que una Filosofía para difundir, por lo tanto, el resto, o son copiadas o son fruto de investigaciones de otros ocultistas. La Fraternidad Rosacruz no juzga ni critica otras filosofías, tampoco retiene ni obliga a nada a sus estudiantes, pensamos que el que esté listo para venir vendrá y lo hará por sus propios medios y de corazón. Por consiguiente, la Fraternidad Rosacruz no tiene ninguna relación con ninguna otra escuela, sea Rosacruz o no. Sus enseñanzas son y han sido siempre gratuitas porque de no ser así, se identificarían como falsos “Rosacruces” y la única regla que tienen con respecto a las personas interesadas en estudiar su filosofía es que no imparten sus cursos a las personas que tengan ánimo de lucro, a profesionales, ni a todo aquél que esté en contacto con grupos espiritistas o similares.
Max Heindel nació el 23 de Julio de 1865, dejo su vida acomodada a los 16 años, trabajó en unos astilleros donde se hizo ingeniero y a finales de siglo se marchó a Los Angeles en Nueva York. Pasó por muchas calamidades, se quedó viudo muy pronto y estuvo varias veces al borde de la muerte por su delicada salud. Sus inquietudes sobre la vida y la humanidad le hizo ingresar en la Sociedad Teosófica, donde fue Vicepresidente y donde conoció a su segunda esposa por medio de la astrología. Dándose cuenta de la necesidad de la humanidad sobre esta filosofía se dedicó a dar conferencias hasta que, en Alemania, recibió la visita de un Hermano Mayor quien le propuso la mencionada prueba. Desde ese momento escribió el “Concepto Rosacruz del Cosmos” y fundó la Fraternidad Rosacruz.

Al grado de Adepto también se le llama Hermano Mayor o Maestro de Sabiduría, éstos llevan ayudando y estimulando la evolución humana mucho tiempo y, cuando la humanidad está preparada imparten una enseñanza nueva. Sus facultades internas y evolución de los Hermanos Mayores son tal que han pasado por las iniciaciones menores y mayores –libre de encarnar- pero han preferido quedarse para ayudar a la humanidad ya que tiene facultades creadoras. El poder desarrollado les permite perpetuar su vida física creando nuevos cuerpos y, como controlan sus vehículos inferiores ahorran vitalidad. Todos los Hermanos Mayores viven en Europa en un cuerpo físico y una casa aparentemente acomodada pero no ostentosa; tienen profesión para encubrir su misión.
¿Qué es un Adepto? Es un Maestro de sabiduría que ha adquirido cierto número de iniciaciones y un gran conocimiento y poder. Un clarividente ve en el mundo invisible, el Iniciado ve y comprende lo que hay en los mundos invisibles y, un Adepto ve, conoce y tiene poder sobre los elementos y fuerzas que hay en los mundos invisibles
En y a través de la casa está el Templo etérico con una forma y aura muy diferente a la casa, sus vibraciones son tal que muchísimas personas no las aguantarían. Siete de ellos trabajan en el mundo cuando se necesita y cinco siempre están el Templo, el número trece es Cristian Rosenkreutz que es el eslabón entre la Orden y el Consejo Central Superior compuesto por hierofantes de los misterios mayores quienes no tratan con la humanidad.
Los Hermanos Mayores tienen la conciencia del Período de Júpiter y la utilizan para iniciar a los Discípulos de la Orden, esto es: que los poderes desarrollados por el Discípulo se conectan y armonizan con las imágenes que recibe del Iniciador porque se ha ido acercando hacia esa vibración y está listo para ampliar su conciencia, esto se convierte en energía dinámica de un grado superior espiritual.
Los cinco Hermanos Mayores que se quedan en el Templo se dedican a enseñar a los ya iniciados capaces de dirigirse al templo en sus vehículos internos.
Junto a los Hermanos Mayores, hay cierto número de hermanos Legos que viven en diferentes sitios del mundo occidental pero también dejan sus cuerpos para asistir al Templo –porque son iniciados-
Sabiendo ya que la Fraternidad Rosacruz es la Escuela Iniciática que representa a la Orden Rosacruz, diré que esta Filosofía es la más lógica y razonable desde el punto de vista científico y espiritual, y por lo tanto, es la filosofía para el futuro de occidente.
Esta Escuela tiene varios grados por medio de los cuales todo ser que se esfuerce lo suficiente y persista en su acción, podrá conseguir la “Iniciación”. Después de esto y aún sabiendo que no se consigue en una sola vida, se puede llegar aún mucho más lejos. Doy a continuación los Grados que existen en la Escuela Rosacruz desde que una persona se interesa por su filosofía.
1º. “Estudiante preliminar”: Es cualquier persona que se interesa por estudiar nuestro primer curso de filosofía basado en el “Concepto Rosacruz del Cosmos”
2º. “Estudiante Regular”: Este grado corresponde a los dos años siguientes del curso preliminar y durante él se reciben cartas de tendencia espiritual para practicar en la vida diaria junto a unas lecciones de filosofía.
3º. “Probacionista”: Es cuando a partir del grado “Regular” la persona se compromete ante su propio Espíritu, y sin que nadie le obligue, a seguir una serie de reglas y a no comer carne, beber alcohol, fumar y no utilizar pieles para vestir. Durante este período los estudiantes reciben instrucciones particulares por medio de cartas durante al menos 5 años. El Hermano Mayor enseña al Probacionista a defenderse de ciertos peligros del Mundo del Deseo, y antes de admitirle para el siguiente grado le hace una gran prueba.
4º. “Discípulo”: En esta etapa el estudiante es preparado para la iniciación por los Hermanos Mayores quienes le da ciertas instrucciones individuales que no pueden revelar. Tanto en el grado de “Probacionista” como en éste se recibe una enseñanza basada en nuestra necesidad y desarrollo según el rayo, signo astrológico, Ascendente y cualidades y defectos con los que más debemos trabajar. Este es el primer contacto de una persona comprometida seriamente con un Maestro o Hermano Mayor, por eso hay que dudar de todas esas afirmaciones que circulan por ahí de supuestos contactos con Maestros sin más ni más. Es cierto que puede haber algún probacionista que sea consciente de sus actividades en el Mundo de Deseos por las noches, y por lo tanto, pueda tener algún contacto con su Maestro, pero los Maestros no se aparecen de manera individual a cualquier persona ni por cosas tan simples y absurdas como algunos dicen.
5º. “Hermano Lego”: Estos han recibido una o varias iniciaciones y pueden salir conscientemente del cuerpo físico para asistir a los servicios del Templo y colaborar con las actividades de la Orden y de la Fraternidad.
6º.”Adepto”: Son los que han adquirido las Nueve Iniciaciones Menores y no necesitan renacer como niños para obtener un cuerpo físico, sino que ellos mismos pueden formarlo. Este cuerpo puede durar siglos y estar siempre joven.
7º. “Hermano Mayor”: Estos son los únicos que tienen derecho a llamarse “Rosacruces” porque han obtenido las Nueve Iniciaciones Menores y las 4 Mayores.

Cristián Rosacruz es la Cabeza de la Orden y el eslabón entre la Orden y el Consejo Central Superior compuesto por Hierofantes de los Misterios Mayores quienes no tratan con la humanidad.
LA INICIACIÓN

No es un ritual a nivel físico para entrar a una secta que se puede conseguir previo pago, donaciones o por llevar mucho tiempo.
Cuando alguien se sacrifica por purificar sus cuerpos a través de esfuerzos mentales, morales y físicos, emite una luz en los mundos invisibles y crea unos poderes internos; llega un momento en que alcanza cierto grado en que necesita desarrollar activamente ese poder y es entonces cuando aparece el Maestro para enseñarle –normalmente inconscientemente- a utilizarlo, esta demostración se llama Iniciación.
Esto puede ser en un Templo Etérico y con ceremonia o quizás no –según- pero debe quedar claro que ninguna ceremonia da la iniciación. La iniciación es la culminación de la vida del Discípulo y es el resultado inevitable del mérito. Nunca se vende por dinero.
El candidato no lo sabe y suele vivir su vida normal de una manera servicial y amorosa hasta que un día aparece un instructor –Hierofante de los Misterios Menores- desde entonces le enseñan a desarrollar las facultades latentes, sus poderes adormecidos y le enseñan a desarrollarlos por medio de despertar la energía estática y transformarla en poderes dinámicos.
En el primer grado de iniciación dirigen la conciencia (por medio de la memoria de la naturaleza) del neófito hacia lo que hicimos en la recapitulación que hicimos del período de Saturno en el presente período Terrestre para así ver como dimos los primeros pasos; en el segundo grado nos muestran y tomamos contacto con las Jerarquías de la recapitulación del Período Solar y así hasta el cuarto grado o Ronda del Período Terrestre (también vemos las épocas: Polar, Hiperbórea, Lemúrica, Atlante y Aria)
Los “tres días y medio de trance” es: esta toma de conciencia que hemos mencionado y el “despertar cuando sale el sol” es el final de la toma de conciencia cuando nace la Época Aria y vimos el Sol; esto es el cuarto grado, y el quinto nos lleva al final del Período Terrestre; los cuatro grados o iniciaciones restantes nos llevan a familiarizarnos con el resto de la cadena hasta el final. Esto nos lleva a colaborar con las Jerarquías para acelerar el desarrollo de la humanidad.
No se dan iniciaciones espirituales en el mundo físico, se dan en los mundos espirituales que es donde están los que están capacitados para darlas.
Los primeros iniciados de la humanidad la adquirieron a principios de la época Aria y fue para que tomaran el puesto de los Sres. de Venus, así estos iniciados son los únicos mediadores entre el hombre y Dios; al final de nuestra época aparecerá el Gran Iniciador que será nuestro guía.
La iniciación es una expansión de conciencia para “iniciar” una nueva etapa de desarrollo. Por su medio nos dan la oportunidad de desarrollar las facultades o poderes superiores en muy corto tiempo pero a base de trabajar severamente –así adquirimos la conciencia del Período de Júpiter-
Hay nueve estratos hasta llegar al centro de la tierra (10) que es el corazón central, y los Misterios menores son el camino que lleva allí porque por cada grado penetramos un estrato, cuando llegamos al centro penetramos en las iniciaciones mayores que son cuatro, estas son:
1ª. Todo lo que el hombre puede conocer en el Período Terrestre
2ª. Conocimiento que habremos obtenido en el Período de Júpiter
3ª. La perfección del Período de Venus
4ª. Termina el actual plan evolutivo, o sea, el Período de Vulcano.

EL PROBACIONISTA
Después de ser estudiante Rosacruz y familiarizarse con el espíritu de la Filosofía y la fraternidad pueden pedir el probacionismo, este le llevará a la emancipación para que pueda luchar contra cualquier circunstancia, además la filosofía, construye el carácter y desarrolla las facultades espirituales. Estos se comprometen a no comer carne, a no beber alcohol ni consumir tabaco ni cualquier otra cosa que pueda dominar al hombre; pero todo esto lo hacen libremente y ante su propio espíritu. Reciben instrucciones mensuales por carta y una lección mensual de filosofía y, mientras duermen además, pueden ser auxiliares invisibles.
Después de cinco años puede pedir instrucciones a los Hermanos Mayores por medio del Secretario General, si el probacionista pasa la gran prueba será discípulo.

EL AUXILIAR INVISIBLE
Es el probacionista capaz de sacar los éteres superiores de su cuerpo vital por su voluntad y después de un gran esfuerzo por separarlos con una vida pura y de servicio amoroso; dejan el cuerpo físico con los éteres inferiores y salen con los superiores, estos pueden funcionar conscientemente en los mundo invisibles y traerse el recuerdo. El Auxiliar debe estar lleno de amor por la humanidad y ser sensible a los sufrimientos del mundo para sí ayudar; por lo tanto, para ser Auxiliar invisible hay que hacerse auxiliar visible. Cuando se consigue puede dedicarse a curar a los enfermos y ayudar a los afligidos, estos pueden dirigir la fuerza magnética curativa e incluso materializar sus manos para manipular la parte enferma. También reciben enseñanzas, entre las cuales está el poder de la Palabra Creadora para anular lo enfermo y crear nuevas células.
Son seres humanos de tal grado de evolución que intentan consagrar su vida al servicio amoroso y desinteresado a la humanidad y tienen el privilegio de colaborar con los Hermanos Mayores por las noches. Son instruidos en grupos –según su temperamento y aptitudes- por médicos y se agrupan según sus signos astrológicos y Ascendentes de sus horóscopos
Para comenzar es necesario desarrollar el dominio propio y tener una paciente y continua responsabilidad respecto a los deberes terrenales, sobre todo el dominio propio porque si aquí lo perdemos y hacemos mucho mal –estando presos en el cuerpo físico- ¿qué ocurriría en el mundo astral si utilizamos esa fuerza contra otro?
También es importante el “Conocimiento” de lo que ocurre después de la muerte, los cuerpos, mundos, etc. Por último debe tener un gran Amor por la humanidad de una forma impersonal y que abarque todo.

EL EMBLEMA
Las siete rosas y las puntas de la estrella simbolizan las Doce Jerarquías Creadoras que nos han asistido al hombre a través de los diferentes reinos: Tres de ellas trabajaron voluntariamente y se representan por las puntas superiores de la estrella, dos están a punto de retirarse y son las otras dos puntas y, las siete rosas son las que quedan. Todo el emblema es la representación de Dios.
Este símbolo contiene la clave de la evolución pasada, la constitución presente y el desarrollo futuro del hombre. Con una sola rosa en el centro simboliza el espíritu irradiando los cuaro cuerpos, antes de que el espíritu se hiciera cargo de sus vehículos ( en la época Lemúrica) Antes de la Epoca Lemúrica, la constitución del hombre se mostraba como una T que significa que teníamos los cuerpos menos la mente.
También simboliza al hombre en cruz, la rosa está en la laringe (simbolizando el poder creador futuro de la palabra). El hombre es apasionado por el cuerpo de deseos –color rojo de la rosa- pero en su momento se hará como la rosa Pura y casta (la flor es el aspecto generador de la planta) y con sangre vegetal, incolora y sin pasión; la rosa es el símbolo de los órganos generadores en estado puro y santo, cuando purifiquemos el cuerpo de deseos y seamos similares a Cristo.

Francisco Nieto

miércoles, 22 de julio de 2009

YO PEDÍ


Pedí a Dios la fuerza que me diera el triunfo,

y fuí hecho débil para que supiera obedecer con humildad.

Pedí la salud que me permitiera hacer las cosas más grandes,

y fuí hecho enfermo para que hiciera las cosas mejores.

Pedí las riquezas que me dieran dicha,

y se me dió pobreza para que fuera sabio.

Pedí la fuerza que me ganara el elogio de los demás,

y fuí hecho débil para que sintiera la falta de Dios.

Pedí todas las cosas que me hicieran gozar de la vida,

y me fue dada la vida para que disfrutara de todas las cosas.

Nada recibí de lo que pidiera,

sino todo aquello que había esperado.

Casi a mi pesar,

mi oración callada recibió respuesta.

Soy entre todas las personas,

el más abundantemene bendito.

sábado, 18 de julio de 2009

HACIA EL MONTE DE LA PERFECCIÓN


Procura siempre inclinarte:

No a lo más fácil, sino a lo más difícil; no a lo más sabroso, sino a lo más soso; no a lo que es descanso, sino a lo trabajoso; no a lo que es consuelo, sino al desconsuelo; no a lo más, sino a lo menos; no a lo más alto y precioso, sino a lo bajo y que nadie quiera; no a querer todo, sino a no querer nada; no a andar buscando lo mejor, sino a conformarse con lo que el destino te traiga. Inclínate a desear entrar en toda desnudez, vacío y pobreza por Cristo de todo cuanto hay en el mundo.
San Juan de la Cruz

viernes, 17 de julio de 2009

EL CUERPO MENTAL




Ver artículos sobre los cuerpos: físico, etérico y de deseos en los blogs.

Lo mismo que las Jerarquías Superiores fueron estimulando los tres aspectos del Triple Espíritu a la vez que nos daban el germen de los cuerpos físico, vital y de deseos a través de los tres períodos pasados, así mismo nos han dado el germen de la mente en la Época Atlante del presente Período Terrestre. Antes de la Época Atlante el hombre actuaba según sus instintos y deseos animales, por eso cuando recibimos este germen mental de manos de los Señores de la Mente, no fue fácil manejarlo porque el hombre se dejaba llevar por el cuerpo de deseos, el gran tentador. Sin embargo, se puede considerar ese momento como el verdadero nacimiento del ser humano, desde entonces comienza su evolución y da por finalizada su involución en la materia.
La mente no está enfocada de manera que muestre lo que el Espíritu manifiesta, las imágenes del Espíritu son borrosas, por eso necesitamos la experiencia física para facilitar la comunicación y manifestación del Ego en el mundo físico. Lo más que podemos hacer es dar “forma” a lo que recibimos porque la mente está en su estado mineral –no podemos dar vida ni sentimientos a las formas- Será en el Período de Júpiter cuando podamos dar vida a las formas creadas aquí; en el Período de Venus crearemos formas vivientes y sencientes; y en el Período de Vulcano añadiremos la mente para que esas formas sean pensantes como nosotros lo somos ahora.
Fue gracias a la adquisición de la mente como nació el Ego y gracias a ella también alcanzará el desarrollo previsto, a partir de entonces y hasta ahora la mente ha evolucionado muy poco, es una especie de nube que envuelve y compenetra la parte superior del cuerpo en la mayoría de los humanos. Pero es por medio de la mente como el Yo Superior enfoca la conciencia en el mundo físico y como se ha reconocido así mismo como un “Yo”, de esta forma adquiere conocimiento y evoluciona. La adquisición de la mente no sólo sirvió para que el Yo se hiciera auto-consciente, sino que además fue el medio por el cual se diferenciaron el “conocedor” del “no yo” o personalidad. A partir de ahí el Yo se diferencia del mundo externo y comienza a discernir entre su propio mundo y los objetos que le rodean. Desde ese momento y hasta ahora, la autoconciencia nos permite saber que, como yoes individuales, pertenecemos a algo superior que algún día lo alcanzaremos.
Para poder obtener el cuerpo mental tuvimos que hacer un desarrollo previo como vidas grupales evolucionantes bajo la dirección de un Espíritu Grupo, pero a partir de la adquisición del átomo-simiente y gracias a la ayuda de elevados seres que ayudaron a la humanidad, comenzamos a utilizarla como un cuerpo más. Por tanto y como los otros cuerpos, también tiene un átomo-simiente, este átomo es el núcleo reencarnante en cada vida para dar la nota-clave de su desarrollo a la hora de atraer materia mental en su descenso para renacer. Podríamos decir que en este átomo está el resultado de las experiencias de las anteriores vidas. Por eso se dice que la mente actual es el resultado de haber pensado en el pasado, desde que nos dieron su germen hasta nuestros días. Esto es, lo que nos impacta del exterior es modificado por nuestra mente como análisis y respuesta, pero a su vez, nuestra mente se desarrolla y adquiere conocimiento. Sin embargo, como la mente no está aún desarrollada, las imágenes que nos ofrece no son reales como tampoco es real el mundo físico desde el punto de vista del Triple Espíritu.
El cuerpo mental se desarrolla vida tras vida, así, en las personas poco evolucionadas apenas es visible y en los más evolucionados se hace grande y se aprecian ciertos colores, formas y sonidos como efecto de las vibraciones causadas por el Ego en la materia mental. Por tanto, el desarrollo de la mente irá unido al espiritual si el individuo se interesa y se esfuerza por pensar en temas abstractos y por el estudio y práctica de filosofías elevadas, así como por todo lo que nos hace más fraternales. La mente nace a los 21 años y alcanza su completo desarrollo a los 28 junto al éter reflector, sin embargo no alcanza su madurez hasta los 49 años. De aquí que, el que ejercita su voluntad, sus cualidades creadoras y razonadoras, y se esfuerza por desarrollar la inteligencia, está acrecentando su cuerpo mental. Pero el que se deja llevar por las circunstancias, por los pensamientos de los demás, y no se esfuerza por desarrollar su individualidad, pocas metas alcanzará en esta vida.
La forma del cuerpo mental, como ya he dicho, es una especie de nube que tiende a tomar la forma de un ovoide y, según los ocultistas, parece ser que los pensamientos inferiores de colores y formas más oscuras e inarmónicas se muestran más bien en la parte inferior, mientras que los más elevados y bellos lo hacen en la superior. Aunque no compenetra todo el cuerpo por estar en su primer grado de desarrollo, en un futuro lo hará y será nuestro vehículo de conciencia individual
Actualmente, la mente es todavía muy débil ante el cuerpo de deseos porque éste la domina por medio de sus sentimientos, deseos y emociones, pero la verdad es que la mente es el foco por medio del cual el Espíritu trata de gobernar la personalidad para así poder sacar más provecho a través de las experiencias. No tenemos que confundir la mente con el Ego como algunas personas hacen, la mente es el vehículo de expresión del Ego. El Ego obtiene conocimiento a través de la mente y su deber no sólo es ese sino que también debe dominarla y utilizarla de forma voluntaria y consciente. Veamos algún ejemplo: Cuando la mente no está controlada por el Ego suele estar centrada en cosas que quizás ni interesan, o bien está repitiendo pensamientos, o incluso está pensando en muchas cosas a la vez sin sacar ningún provecho. Pero en el momento en que necesitamos centrarla en algún tema en concreto y nos damos cuenta de ello, entonces la enfocamos y retenemos por medio de la voluntad. Otras veces estamos leyendo un libro donde hay otras personas hablando o está conectada la televisión o la radio, resultando que nos cuesta entender lo que leemos; pero si queremos, por medio de la voluntad concentraremos la mente perfectamente. Así vemos como el Ego utiliza su primer aspecto de “voluntad” –que está por encima de sus vehículos- para controlar la mente y dominar sus cuerpos.
La verdad es que tanto despiertos como dormidos estamos trabajando y desarrollando la mente, esto es así porque el Ego –Conciencia- no descansa esté donde esté, y con cada vibración emitida por el Ego la materia mental vibra y atrae otra similar del mundo del pensamiento. Lo mismo que atraemos materia mental y pensamientos de otros, también sembramos y vamos estimulando vibraciones similares a las nuestras en las mentes de los demás. Por eso, y dado que no somos conscientes de la actividad mental mientras dormimos, es preciso que lo seamos durante el día. Normalmente respondemos de alguna de las siguientes formas:
1ª. Instintivamente, basándonos en las experiencias y en la memoria según las grabaciones del éter reflector del cuerpo vital.
2ª. De forma razonada utilizando la materia de la región concreta del mundo del pensamiento. 3ª. Por medio de la epigénesis o creaciones originales nacidas de la región abstracta del mismo mundo.
Por consiguiente, sabiendo lo anterior, lo lógico es que trabajemos con los puntos 2 y 3. Cuando creamos algo original, lo hacemos con la materia de la región abstracta mental, pero cuando lo razonamos añadimos algo ya experimentado que, a la vez, podemos desarrollar. Esto es, cuando es algo original abre un nuevo cauce de manifestación en nuestro mundo mental individual, el cual, si se repite a menudo forma un canal grande que, en lenguaje común, llamamos hábito; esta es por tanto, la manera de crearnos hábitos conscientemente.
Nosotros como Egos, respondemos y ejercitamos nuestra voluntad y libre albedrío desde la substancia abstracta de las regiones superiores del mundo del pensamiento que utilizamos como vehículo y que llevamos en nuestra aura; lo que bien podríamos llamar, como algún otro ocultista: el Cuerpo Causal. Lo que percibimos por los sentidos, lo que nos impacta desde el exterior, actúa sobre el cuerpo vital el cual estimula los sentimientos y emociones correspondientes en el cuerpo de deseos para que el Ego los perciba a través de la mente razonadora. De estos impactos sacamos nuestras conclusiones en esa región abstracta y las transformamos en ideas, ideas que, por medio de la voluntad, toman forma en la región concreta del mundo del pensamiento y se manifiestan de alguna de las siguientes formas:
1ª. Sobre el cuerpo de deseos donde, si queremos dar una respuesta inmediata, despertará el sentimiento o deseo adecuado, para después tomar la vitalidad necesaria del cuerpo vital y pasar a la acción en el mundo físico por medio del sistema nervioso y muscular.
2ª. Si el motivo no es suficientemente importante como para pasar a la acción como respuesta, estas ideas o imágenes se proyectan sobre el éter reflector –el asiento de la memoria- para que, en el futuro, puedan ser utilizadas junto a otras creaciones posteriores de la misma naturaleza.
3ª. Estas imágenes también pueden ser dirigidas voluntaria y conscientemente hacia otra persona, bien sea en forma de sugestión o telepatía. De cualquier forma, cuando la misión encomendada a esos pensamientos se ha cumplido, o cuando se agota su energía en los intentos por penetrar en el cuerpo mental de la otra persona, vuelven a su creador llevando consigo el recuerdo de su experiencia.
Meditando sobre lo dicho en el párrafo anterior, es conveniente saber y recordar que nuestra mente es el resultado, principalmente, de la forma de pensar y de las creaciones mentales de las vidas pasadas, por eso mismo, debemos estar atentos a lo que pensamos para rechazar lo negativo que nos pueda venir del exterior y alimentar lo bueno a la vez que aumentamos su poder. Es importante tener siempre presente que el Yo está donde está su conciencia, y donde está la conciencia debería estar la mente para adquirir experiencia y desarrollo, sobre todo porque de esa forma obtenemos concentración mental. Ser conscientes de este hecho es precisamente lo que nos tiene que llevar a centrar nuestra conciencia y nuestra mente en las regiones superiores del mundo del pensamiento para ponernos en todo momento en el puesto del Yo.
Cuando pensamos, emitimos unas vibraciones en forma de ondas que se propagan en la materia mental de la atmósfera donde nos encontramos, afectando a toda la que sea de la misma naturaleza o de una vibración similar, y estimulando a esas mentes a recrear pensamientos similares. En estos casos pueden ocurrir dos cosas:
1ª. Si las formas mentales que creamos son conocidas por otra persona, estimularemos una respuesta que le hará reaccionar o lo acumulará como un sentimiento en su memoria, por lo tanto conviene pensar siempre en positivo;
2ª. Si no lo conoce, como por ejemplo el conocimiento esotérico, habrá un intento de despertar materia elevada de esa región del pensamiento, por lo que le haremos un bien.
Hay que tener claro que las vibraciones mentales estimulan vibraciones similares en los demás. Además, es bueno saber que, cuando creamos el hábito de pensar en cosas positivas, estamos trabajando con la materia mental de las regiones más elevadas del mundo del pensamiento, y nos estamos uniendo al Yo Superior y abriendo nuevos caminos; así mejoraremos las facultades mentales y la materia mental del planeta.
Lo que somos es el resultado de nuestra evolución, la materia de nuestro cuerpo mental está compuesta de la vibración que la corresponde de acuerdo a nuestro desarrollo, por tanto, la mente es nuestra mejor herramienta. Cuanto más ejercicio más desarrollo, cuanto menos más se atrofia; cuanto más la ejercitamos voluntariamente, más cambios hacemos en su naturaleza y, si estos cambios son buenos, más evolucionamos porque vamos expulsando la materia más baja y aumentando la elevada. De esta forma cada vez tendremos más poder sobre el cuerpo de deseos, memorizaremos mejor y crearemos buenos hábitos voluntariamente, pero, además y muy importante, aceleraremos el día en que el cuerpo mental sea un vehículo individual y desarrollado.
La humanidad más avanzada utiliza materia mental de las cuatro regiones inferiores del mundo del pensamiento, pero cuando el aspirante espiritual se esfuerza para alcanzar las primeras iniciaciones, atrae materia de las regiones superiores y comienza a actuar más directamente en el puesto del Ego; o dicho de otra forma, el Ego se impone sobre la personalidad. De hecho, el genio, la profecía, la inspiración, etc., proceden de estas regiones abstractas del mundo del pensamiento, por tanto, en su momento cambiaremos la materia de deseos que domina a la mente concreta, por materia de las regiones superiores y así nuestros deseos, sentimientos y emociones serán siempre elevados.
Hemos dicho que la mente no piensa por sí misma, necesita la voluntad del pensador –del Ego- para dirigirla, sin embargo, como está en parte unida al cuerpo de deseos, a veces actúa por sí misma dejándose llevar por éste o por los pensamientos que la rodean. De esta forma también se crean ciertos hábitos y opiniones públicas, como por ejemplo el patriotismo de un país o el mal hábito de fumar. Si esto lo relacionamos a un templo, religión o cultura, comprenderemos cómo una persona se puede ver dominada por el egregor –espíritu artificial- creado en esos determinados sitios. Por este mismo hecho, los estudiantes de la filosofía rosacruz tenemos la obligación de pensar y actuar de acuerdo a estas enseñanzas porque es una forma de sembrar en el mundo del pensamiento, de anular los pensamientos negativos, y de trabajar de acuerdo al Plan Divino que ya existe en ese mundo del pensamiento y que las jerarquías Superiores llevan a cabo. Como es arriba es abajo, y lo mismo que nosotros formamos un nuevo carácter y forma de pensar basada en nuestra filosofía, así mismo podemos ayudar a la humanidad predicando en pensamiento, palabra y obra –conferencias, cursos, internet, etc.- para transformar la atmósfera del planeta.
Es cierto que después de la muerte, en el mundo del deseo, extraemos la quintaesencia de nuestra vida pasada, lo que indica que renacemos con nuevas y mejores posibilidades, pero si de verdad queremos avanzar en todos los sentidos tendremos que comenzar por controlar la mente para que ésta sea el mejor instrumento del Ego. Si nos esforzamos en pensar positivamente y en meditar en lo abstracto y elevado, iremos desechando por inanición la materia relacionada con el materialismo a la vez que atraeremos materia que espiritualizará nuestros vehículos; de esta forma no sólo creamos un mejor destino futuro, sino que además el cuerpo mental de la próxima vida será básicamente espiritual.
Similarmente a los cuerpos de deseos y vital, en el cuerpo mental también se aprecian muy diversos colores y, aunque no todos pueden ser descritos con nuestro lenguaje, se suelen identificar con los del cuerpo de deseos. Por ejemplo: El color naranja suele representar el orgullo; el amarillo: el intelecto; el azul y violeta: la religiosidad y espiritualidad; el rojo: es igual a la ira o la cólera; el marrón: representa el egoísmo; el gris: el miedo; el color rosa representa el afecto: la vibración de aspecto brillante y burbujeante: significa alegría y felicidad; y así un largo etcétera. Pero no sólo se puede apreciar eso en el cuerpo mental, por otro lado, un clarividente también puede ver las formas de pensamiento que salen de él y que sirven de vehículos a cierto tipo de elementales. Estas formas se diferencias según sean: precisas, claras, geométricas, concretas y bellas, deformes, asimétricas, feas, y opacas con colores tristes.
Ya hemos dicho que la mente –aún siendo un cuerpo individual- está muy influenciada y dominada por el cuerpo de deseos y que ha adquirido cierta independencia en su actividad, por tanto no es fácil de gobernar, sobre todo cuando se centra de una forma repetitiva en una frase u objeto. Para vencer a la mente ante un caso de esos es necesario trabajar con sus mismas armas, o sea con la repetición, de esta forma creamos un nuevo hábito basado en lo que nosotros queramos y que, por lo general, debe ser positivo. Pero hay otra cosa más importante, y es que para luchar contra determinados pensamientos debemos tener en cuenta los sentimientos. Si queremos evitar los malos pensamientos contra alguien debemos eliminar los malos sentimientos contra él. Por otro lado, tampoco debemos pensar en esa persona sino olvidarnos de ella para que los pensamientos mueran de inanición, pero si aún así no podemos evitarlo, tenemos otra solución y es que, en vez de pensar en sus defectos que sirven de crítica debemos pensar en sus virtudes. Otra forma de dominar una mente centrada en algo que no queremos, es actuando indiferentemente hacia el motivo que sea y centrando la mente en algo positivo que nos satisfaga intelectual o espiritualmente.
Sin embargo, siempre tenemos en nuestras manos el poder de dominarla y dirigirla, para eso el Ego se representa ante ella como “voluntad” y, de esta forma, podemos razonar los hechos y actuar de una forma consciente y voluntaria. Esta es una manera de comprobar cómo el ser humano puede ser dueño y señor de sus cuerpos según desarrolle su voluntad y la utilice para su propio bien. Qué decir cabe que según sean sus creaciones así será lo que lleve consigo mismo y a lo que tendrá que hacer frente después de la muerte, por eso se dice que si buscamos el Reino de Dios y Su justicia, todo lo demás nos vendrá por añadidura.
El cerebro no piensa por sí mismo, es simplemente el instrumento físico que necesita el Ego para expresarse en este mundo material. El Ego es el verdadero pensador, y lo era incluso antes de tener cerebro, pero hasta que no tuvo la mente no pudo pensar de forma individual y reconocerse a sí mismo como un “yo.” El cerebro está compuesto casi de la misma materia que otras partes del cuerpo, la única variación es que el cerebro tiene fósforo, cuya cantidad de éste está relacionada con el desarrollo intelectual y espiritual del individuo. Sobre este cerebro se imprime el pensamiento de varias formas diferentes: 1ª. Cuando el pensamiento se rodea de materia de deseos con intención de manifestarse en acción en el mundo físico y lo hace por medio del éter reflector y la sangre. 2ª. Los mensajes que proceden del Espíritu de Vida que llamamos la “memoria supraconsciente” y que pasan directamente del Espíritu de Vida al éter reflector del cuerpo vital. 3ª. Otros mensajes del Espíritu de Vida que llegan al corazón y luego pasan al cerebro.
Como sabemos, dos personas de muy diferente vibración en su cuerpo de deseos mostrarán sentimientos y deseos contrarios entre ellos, y eso les puede llevar a no relacionarse bien aunque apenas se hablen. Respecto a la mente es lo mismo, lo que ocurre es que los pensamientos los expresamos más fácilmente con la palabra, por tanto cuando varias personas no se entienden es porque ellas no están en la misma vibración o grado de desarrollo, sin embargo eso no evita que una forma de pensar razonada se exprese a través de la palabra y encuentre la solución al malentendido o problema entre ellos. De aquí podemos sacar también la conclusión de que, cada uno de nosotros se debería esforzar por comprender más a los demás y por elevar su desarrollo para ser más comprensivos y tolerantes con el prójimo.
Otro aspecto sobre el uso que podemos hacer de la mente es sobre el efecto de nuestros pensamientos sobre los animales domésticos. Los estudiantes de la filosofía rosacruz sabemos que muchos espíritus hermanos nuestros se han quedado rezagados por falta de adaptación y hoy están encarnados en animales; a la vez, también sabemos que los animales domésticos son los más preparados para la individualización como humanos. Pues bien, nuestro papel, a través del buen uso de la mente, es de suma importancia porque ellos están acelerando su desarrollo gracias a nuestros sentimientos y pensamientos. Por consiguiente, no sólo debemos tener presente el bien o el mal que podemos hacer a los humanos con nuestra manera de pensar, sino que además, deberíamos esforzarnos en ese mismo sentido respecto a los animales que nos rodean. De los cuatro reinos que habitan la Tierra –mineral, vegetal, animal y humano- sólo la humanidad ha recibido el cuerpo mental, sin embargo, lo mismo que las regiones inferiores del mundo del deseo compenetran la parte etérica del mundo físico, así mismo, las regiones inferiores del mundo del pensamiento, compenetran el mundo del deseo. Si a esto unimos que los animales domésticos tienen un cerebro más desarrollado que los demás y que conviven con la humanidad, podemos pensar que pueden utilizar materia mental de ese mundo con el cual están familiarizándose para su próxima individualización. Muy cerca de los animales podríamos situar a los humanos más atrasados porque ellos utilizan materia mental de las regiones inferiores; de ahí la importancia que debemos dar a la atmósfera mental que llevemos con nosotros allá donde nos encontremos.
Como ya sabemos, somos sembradores de bien o de mal según sean nuestros pensamientos, éstos afectarán a las personas según el grado de vibración de las ondas respecto al grado de desarrollo del receptor. Si las ondas del pensamiento que alcanzan a otra mente proceden de las regiones inferiores del mundo del pensamiento, no es fácil que afecten a otro cuerpo mental cuya vibración está centrada en las superiores. Sin embargo, sí es cierto que afectarán a las personas de poco razonamiento y que se suelen dejar influenciar mayormente por el cuerpo de deseos. De esta forma vemos cómo al ser conscientes de lo que pensamos y si lo hacemos positivamente, podemos ayudar y acelerar el desarrollo espiritual e intelectual del prójimo; pero además, cuando nos unimos en oración o para cualquier otro propósito espiritual en común, multiplicamos el efecto que tendrá una gran duración. Por el contrario, si creamos pensamientos negativos sobre alguien éstos irán también a él y le perjudicarán, pero si un aura no los deja entrar por ser más espiritual que los pensamientos enviados, entonces volverán a su creador por ser la línea de menor resistencia. Esto tiene mucha más importancia de lo que muchos creen porque cuando alguien critica, maldice, sospecha o planea algo contra otro, no sólo está haciendo mal a los demás por medio del mundo del pensamiento, sino que además, él mismo se está hundiendo en las regiones inferiores y se está creado una deuda muy seria en su destino.
Sabemos que nuestra mente es muy poderosa, puede hipnotizar, pueden extraer gran parte del cuerpo etérico de determinadas personas, y puede llegar a influir en la mente de otros. Sin embargo son pocas las veces que la utilizamos voluntariamente para hacer bien a los demás. Seguramente que todos conocemos a alguien que necesite nuestra ayuda por estar pasando una mala etapa de su vida, o quizás sepamos de alguien que ha caído en algún vicio grave. En estos casos podemos utilizar nuestra mente para enviarle pensamientos de ayuda con nuestros mejores sentimientos de amor y consuelo. No se trata nada más que de formar una imagen de esa persona –preferiblemente cuando duerme- o visualizarla en su casa, y después mandarle todo lo mejor de una forma sincera y amorosa. Es cierto que puede ser que en esos momentos no puedan penetrar en su aura y alcanzar su mente pero, si lo hacemos con verdadera voluntad y concentración, los pensamientos se quedarán allí y terminaran afectándole. Pero nuestros pensamientos no sólo pueden influir a los vivos, los fallecidos también pueden ser aliviados gracias a la repetición de pensamientos amorosos hacia ellos. Sin embargo y en general, nunca debemos crear pensamientos egoístas u otras formas de pensamientos que les dominen o les obligue a actuar en determinado sentido.
Sabemos que el origen de nuestras acciones está en el pensamiento, sobre todo cuando repetimos una forma de pensar. También sabemos que la mente se puede ver estimulada a pensar en determinada forma por medio de los deseos, sentimientos y emociones, de ahí la necesidad de estar siempre vigilantes. Por otro lado, hay que decir que prestamos menos atención e importancia al cuerpo y al mundo físico, es decir, también lo que perciben nuestros sentidos físicos nos hacen pensar de determinadas formas sin darnos cuenta, incluso lo que ingerimos y consumimos –carne, alcohol, tabaco- afecta a nuestra manera de pensar y a nuestros sentimientos. Por eso no debemos restar importancia a ninguno de nuestros cuerpos, porque lo que hagamos con cada uno de ellos repercute en los demás.
Hemos hablado ya del efecto de nuestros pensamientos sobre la atmósfera mental donde nos encontremos y sobre el mundo del pensamiento, pero ahora quiero hacer hincapié en el hecho de pensar mal sobre una persona concreta. La mente también forma sus hábitos según nos dejemos llevar por el cuerpo de deseos o según utilicemos nuestra voluntad para controlarla. Por tanto, quien comienza por pensar mal de alguien puede terminar pensando mal de todo cuanto le rodea. De esta forma no sólo perjudica al mundo entero y a él mismo como efecto de su creación, sino que además, se crea una deuda con las personas a las que perjudica, sea consciente o inconscientemente. La manera de cambiar esta forma de pensar es haciendo lo contrario, es decir, fortalecer la voluntad y enfocar la mente en esa persona para concentrarla en sus cualidades. Así anularemos ese mal hábito y los pensamientos morirán de inanición.
Todos hemos notado la diferencia que hay entre una mente ocupada y concentrada en algún trabajo y, por el contrario, una mente ociosa. La mente ociosa tiende a dejarse llevar por el cuerpo de deseos, por los pensamientos ajenos y incluso por las circunstancias. Cuando ocurre esto, los pensamientos se repiten y flotan alrededor de su creador de forma que, cuando la persona se dejar llevar repetidamente por esos pensamientos ociosos, puede terminar sugestionado o obsesionado por ellos hasta el punto de caer en algún mal hábito o pasión. La explicación a este hecho es simple, cada vez que se repiten esos hechos o pensamientos, más dominio tienen sobre el individuo y, si no fortalece su voluntad para suplantarlos, el asunto puede ser grave. En estos casos graves se llega a decir que son magos negros, elementales o demonios los que le afectan, pero en realidad son las propias creaciones mentales de la persona quien le obsesionan. Supongamos que una persona no tolera a otra, entonces comenzará a pensar mal sobre él, y cuanto más conflicto haya los pensamientos serán peores hasta pode discutir o tomar venganza. Pero si en este mismo caso el primero es –por ejemplo- un superior respecto al otro en una actividad laboral, puede utilizar su poder para hacerle daño y eso quizás no está en el destino del segundo. ¿Hasta qué punto debemos reflexionar antes de actuar? ¿Hasta qué punto debemos buscar el bien en el mal? Aunque a algunos le parezca difícil o ilógico la respuesta es: siempre que creamos que nuestros pensamientos no son buenos respecto a otra persona.
Pero las influencias de los malos pensamientos no terminan aquí, muchas veces son los pensamientos de otros que atraemos por la ley de atracción los que pueden hacernos actuar negativamente contra otro, y esto en muchos casos es como la gota que colma el vaso y hace que el individuo pase a la acción. Una persona puede estar obsesionada por él mismo con la intención de cometer una violación, un robo, o simplemente un acto contra esa persona que le fastidia, pues bien, otro pensamiento similar que llegue a su mente puede ser el último impulso para cometer ese acto. Cuando ocurren estos hechos, muchas veces podemos oír decir a sus autores que no entienden cómo pudieron cometer ese delito, pero no saben que el porqué, procede de dejarse llevar por el cuerpo de deseos, de tener una voluntad débil que no ha sabido controlar la mente para razonar y, por último, porque el deseo se ha hecho tan poderoso que ha vencido a la mente y le ha presionado para que lo hiciera.
Todos sabemos que el cuerpo mental es parte de lo que llamamos aura, que esa aura está compuesta de nuestros propios cuerpos, y que cada uno de esos cuerpos tiene su propia naturaleza y grado de desarrollo. Por tanto, podemos imaginarnos cómo ve el mundo una persona influenciada por pensamientos y sentimientos negativos, digamos que ve el mundo a través de un cristal sucio que no permite entrar la luz. Esta persona debe comenzar a practicar la epigénesis y a crear toda clase de pensamientos positivos que hagan morir de inanición a los antiguos. No será fácil porque, aunque al poco tiempo crea que los ha vencido no es así, esos pensamientos y deseos están unidos a él por mucho tiempo y también se encuentran en los lugares donde él suele estar, lo que indica que en cuanto vuelva a pensar en esos mismos hechos ellos intentarán penetrar en su mente.
Cuando decimos que es muy aconsejable controlar la mente para vencer el cuerpo de deseos y para pensar exactamente lo que sea beneficioso para la humanidad, estamos diciendo que esta forma de pensar ayuda a crear armonía en los mundos invisibles. Esto es así porque, como sabemos, cuando damos una versión diferente de unos hechos como cuando hacemos una crítica, estamos aumentando el mal y creando destrucción en esos mundos. Las versiones erróneas, malintencionadas y las críticas se unen, fortalecen y crean destrucción, por eso nosotros nos debemos considerar como elementos equilibradores y bienhechores pensando en verdad y positivamente.
Es una buena practica, además de estar pendientes de la naturaleza de nuestros pensamientos, intentar estar voluntaria y conscientemente en el puesto del Ego, o sea, imaginarnos por encima de la mente razonadora, en la región abstracta del mundo del pensamiento, y utilizar la mente de manera que podamos discernir sobre los pensamientos que nos llegan y los que emitimos a la vez que no permitimos el entretenimiento ni la despreocupación de la misma. Con esta práctica podemos comprobar el poder que obtenemos sobre todos nuestros cuerpos, podemos hacernos a la idea de qué tipo de mente estamos germinando para la futura vida, y cómo estamos desarrollando el genio y la epigénesis.
Como sabemos y predica nuestra filosofía, la pena de muerte no sólo perjudica al ajusticiado sino que también lo hace a la humanidad. Los fallecidos por este tipo de condena siguen teniendo su cuerpo mental y, al estar llenos de odio y con ánimo de venganza, utilizan su mente para infundir sus malos pensamientos en los vivos que piensan como ellos. De ahí que tengamos la obligación moral y espiritual de combatir la pena de muerte y de fomentar el perdón en los sitios donde podamos predicar nuestra filosofía. Lo mismo que ocurre con estas personas ocurre en nuestros hogares y en otros muchos sitios, es decir nuestros hijos menores y otras personas fácilmente influenciables deben ser nuestro objetivo par sembrar en su mente la semilla de la fraternidad, del perdón y del amor para anular las que hoy todavía existen sobre el racismo, la xenofobia y un largo etcétera.
La mente debe ser liberada y desarrollada y para ello, algunos de los mejores métodos son: La concentración de la mente en temas abstractos como las matemáticas y la cosmogénesis; mantener una mente fluida y abierta para que no se cristalice en determinadas formas y por el contrario esté lista para recibir nuevos conocimientos; y, por último, por el estudio de la religión que emancipa a la mente del cuerpo de deseos. A través del ejercicio de la concentración sobre estos temas fortalecemos la mente porque atraemos material mental de la misma naturaleza. Lo mismo que en la música las escalas mayores manifiestan alegría, felicidad y aspiraciones y las menores indican pena y depresión, así nosotros podemos estimular esos buenos sentimientos si pensamos positivamente, de esta forma los elementales que atraigamos serán de elevada naturaleza y harán bien. Naturalmente, que estos pensamientos y elementales que les habitan afectan al carácter de la persona según sea su naturaleza, de tal forma que, cuando decimos que una persona está hundida por la tristeza, no ocurre ni más ni menos que esa persona le ha dado demasiadas vueltas a determinados pensamientos negativos.
Podría mencionar algunos hechos importantes del uso de la mente respecto a la práctica de la concentración, la meditación y otros métodos de desarrollo mental y humano, pero no tengo esa intención puesto que sería muy largo. Sin embargo, sí quiero dejar constancia de una manera sencilla de desarrollar la mente en nuestra vida cotidiana. Se trata de tenerla enfocada por medio de la concentración constante en todo lo que hacemos. Es decir, poner nuestra voluntad e interés en hacer lo mejor posible todo lo que estemos haciendo y siempre con el ánimo de perfeccionarlo cada vez más. Con este ejercicio no sólo hacemos las cosas cada día mejor sino que además:
1º. Tenemos la mente controlada.
2º. Desarrollamos la voluntad y la epigénesis.
3º. Las grabaciones en el átomo simiente son cada vez más claras y fuertes.
4º. Resolvemos mejor los problemas.
5º. Tenemos más opciones de practicar el libre albedrío para así no dejarnos llevar por el cuerpo de deseos ni por la opinión general.
6º. La podemos relajar cuando queramos y por los medios más beneficiosos para ella.
7º. Evitamos que la mente ande suelta de un objeto de atención a otro.
8º. La mente está más libre para aclarar cualquier confusión u obsesión.
9º. La fortalecemos en la línea que nosotros queramos.
10º. Obtenemos un perfecto control del carácter.

Nota: Como en todos mis escritos y conferencias, sólo deseo que los interesados en esta filosofía aprecien la parte espiritual de la misma y la apliquen a su vida cotidiana.



Francisco Nieto

martes, 7 de julio de 2009

EFECTO DE LAS DROGAS, EJERCICIOS RESPIRATORIOS, ALCOHOL Y TABACO


(Este artículo es de la Fraternidad Rosacruz Max Heindel)


Las drogas y los ejercicios respiratorios, tal como los usan los Aspirantes Orientales, tiene un efecto nefasto y destructivo sobre los vehículos de los Occidentales, por lo tanto, es de notar que su uso aquí es totalmente desaconsejable. Muchas personas están hoy en día en el manicomio o en estado grave de tisis por causa de los ejercicios respiratorios; el efecto de las drogas es de por sí totalmente conocido.
Ciertas fases de clarividencia negativa pueden ser desarrolladas con la administración de drogas, por la bola de cristal, etc. En todos estos casos, la facultad adquirida constituye un peligro y un detrimento para el Espíritu pues resulta incontrolable para éste. Las drogas son aún de efecto más dañino para los distintos vehículos del ser humano.
El alma desencarnada de un asesino que sienta encono contra la sociedad que lo ejecutó, puede penetrar en los bajos ambientes de los salones de juego, donde las emanaciones del licor y del tabaco le proporcionan una oportunidad ideal para trabajar sobre la gente que se congrega en tales lugares. La persona que ha desarrollado visión espiritual es a menudo tristemente impresionada cuando ve las bajas influencias a que están expuestos aquellos que frecuentan esos sitios. Es un hecho incontrovertible que un ser que se deje influenciar con pensamientos bajos es por naturaleza de bajo calibre, de la misma forma en que es imposible incitar al crimen a una persona de carácter benévolo, como tampoco hacer vibrar un diapasón afinado en Do con otro que lo esté en Sol. No obstante, los pensamientos de vivos y muertos nos rodean y no existe hombre que haya expresado jamás una filosofía espiritual elevada bajo la influencia del tabaco o de estimulantes alcohólicos. Si la pena capital, la notoriedad pública de los criminales y la industria de licores y tabacos se eliminara de la sociedad; las fábricas de armamentos pronto cesarían de vender y buscar mercados. La fuerza policial disminuiría de igual modo.
Junto a los Hermanos de la Rosa Cruz, como sus alumnos, hay un número de “Hermanos Legos”; son personas que viven en varios lugares del mundo occidental pero están capacitados para abandonar sus cuerpos en forma consciente, asistir a los servicios y participar en la obra espiritual dentro del Templo... Muchos de ellos pueden recordar perfectamente todo lo que ocurre, pero existen algunos casos en donde la facultad de abandonar el cuerpo fue adquirida en una vida anterior dedicada noblemente y en quienes un hábito drogadicto o una enfermedad contraída en la presente existencia ha inhibido al cerebro de recibir las impresiones de la obra efectuada por ellos cuando salen del vehículo físico.
Cuando la visión espiritual ha sido cultivada conscientemente en una vida, le queda al Espíritu, por lo que hemos podido observar, la facultad de conservarla, en todas las vidas futuras, como así de incrementándola en extensión y poder en cada existencia bajo condiciones normales. Pero existe un caso, de particular conocimiento para el que esto escribe, en que una persona que ya poseía la visión espiritual conjuntamente don la facultad de abandonar su cuerpo físico y recordar lo que ocurría en sus vuelos anímicos perfectamente en una vida, en la siguiente hizo lo posible por ejercitar dichas facultades mediante el uso de drogas, bebida y tabaco los que arruinaron tanto su cerebro, que fue imposible para el Espíritu dejar impresa en su memoria los acontecimientos vividos cuando estaba fuera del cuerpo. Puede desplazarse fuera del cuerpo a cualquier lugar que desee y tomar su lugar que le corresponde entre otros Iniciados pero en su cuerpo se ve atrapado con un cerebro lastimado y empobrecido. Esto no debe parecernos extraño por cuando está de acuerdo con el principio que permite a una persona disfrutar de la vista espiritual a pesar del hecho de ser físicamente ciego. Aparte del sentimiento de vacío y pérdida que esta persona sufre, está también el aspecto moral y resulta dudoso, desde nuestro punto de vista, que el próximo cuerpo de este sujeto posea un cerebro capaz de memorizar y transportar las experiencias del mundo invisible, al visible. Es nuestra creencia que probablemente le tomará varias encarnaciones vividas con rectitud, antes de que se vea poseedor de la capacidad de construir otro cerebro sensitivo capaz de la transmisión espiritual.
Este caso ilustra cómo debemos ser de cuidadosos con nuestros hábitos, considerar en todo a nuestro cuerpo como el Templo de Dios y contenernos de profanarle de la misma forma como nos contenemos de profanar una cada de Dios construida con ladrillos, la que no posee en sí , ni la millonésima parte de Santidad que el cuerpo con que hemos sido dotados. El cerebro, en particular, es el más importante instrumento mientras nos hallemos realizando nuestra tarea en el Mundo Físico y obviamente no deberemos usar drogas ni tóxicos que lo emboten, para poder realizar el progreso que esperamos.
Estas no son meras palabras, ya que como hemos dicho, el cerebro es el órgano más importante como instrumente que poseemos en la actualidad y sólo manteniéndolo en bunas condiciones podemos aspirar a desarrollarnos como estudiantes espirituales. La carne y el alcohol tienden a hacer al ser humano agresivo y apartar su vista espiritual fuera de los planos internos y de enfocar su visión sobre los presentes planos materiales. Por ello, la Biblia nos dice que al empezar r la Era del Arco Iris, la actual era en que vivimos, en una atmósfera diáfana y de aire puro (tan diferente de la neblinosa condición atmosférica de los Atlantes narrada en el segundo capítulo del Génesis), Noé elaboró el primer vino. El desarrollo material ocurrió como consecuencia del enfoque de nuestras energías sobre el mundo material, que resultó de la participación de la carne y el vino como alimentos. El primer milagro de Cristo fue el transformar el agua en vino. El recibió al Espíritu Universal en el Bautismo y no necesitó de estimulantes artificiales. El cambió el agua en vino para dárselo a otros menos avanzados.
Pero ningún bebedor puede heredar el Reino de Dios. La razón esotérica es que mientras los éteres inferiores vibren en los átomos-simientes en el plexo solar y el corazón y así mantienen el cuerpo vivo, los éteres supriores vibran con el cuerpo pituitario y la glándula pineal. Démonos cuenta, sin embargo, que sólo el Espíritu puede poner a esos pequeños órganos en vibración reactivar su actividad latente.
Donde hay oro, hay usualmente imitación en metal bajo. El Espíritu también tiene su falsa moneda. El verdadero Espíritu Divino es una emanación en Dios. Es un Espíritu de Vida. Pero un espíritu espurio también se puede obtener por fermentación y decadencia. Constituye un espíritu de muerte, Nosotros lo llamamos alcohol. Esta droga es falso espíritu, rebelde, que es fermentado fuera del cuerpo y difiere del espíritu fermentado internamente por medio del azúcar. No obstante, como espíritu que es, también posee el poder de elevar las vibraciones de los pequeños órganos enunciados anteriormente y aturdirlos temporalmente, pero como es un producto ruin de un proceso bajo, no pude sino degradar al Espíritu individual con quien toma contacto. Así los borrachos generan bajos pensamientos que los visten con formas horribles. Varias clases de espíritus elementales suelan dar alma a formas de pensamiento que han degenerado y las mantiene vivas por mucho tiempo, alimentándose de los vapores de la sangre de los mataderos o de los olores de los tanques de fermentación de aguardientes o licores.
Por lo expuesto, vemos que cuando una persona se ha saturado tanto a sí misma con el espurio espíritu del alcohol, que los pequeños órganos e la visión espiritual, aceleraron sus vibraciones a la escala en que el Mundo Espiritual puede ser percibido, naturalmente se ve aquello con lo que uno es afín. Como los diapasones cuando se percuten hacen vibrar a otros diapasones de la misma tonalidad, así también cada uno es atraído otros de su misma naturaleza. Estas figuras horribles y grotescas son realmente etéricas o inter-etéricas, entre el Mundo del Deseo y el Etérico, compenetrando a ambos. No son productos de su imaginación sino realidades de naturaleza más o menos perdurables creadas por los borrachos y amantes de lo sensual en ambos mundos. Estas personas tiene lo que conocemos como delírium tremens.
Para resumir: como la evolución del Espíritu depende de la adquisición de los dos éteres superiores, de los que proviene el hermoso Vestido dorado de Bodas, y como esos éteres están afinados con la nota de los órganos superiores (Cuerpo Pituitario y Glándula Pineal), de la misma forma en que los éteres inferiores lo están con el átomo simiente en el plexo solar, se comprenderá fácilmente los nocivos efectos del alcohol, las drogas y el tabaco para la persona espiritual.